Woody Guthrie's 'Deportees' describes dehumanization of immigrants

This song and the story behind it teach us much about immigration today. Stop what you're doing and listen, then read the notes below:
(Español abajo) 

Now, let me tell you the fascinating story behind this song.

On Thursday morning, January 29, 1948, a legendary songwriter - Woody Guthrie - started reading his copy of The New York Times. As he was thumbing through the paper, he came to a small single-column, 8" article on page 5 bearing the headline: "32 Killed in Crash of Charter Plane". The article told the story of how a plane had crashed the day before near Los Gatos Canyon in Fresno County, California. The article contained the names of the pilot, co-pilot, and two immigration enforcement officers; but the other 28 people on board were referred to only as nameless "deportees" because they were undocumented Mexican farm workers from Oakland, California being flown back to Mexico. Guthrie was incensed that not a single farm worker's name was included in the news report. Guthrie wrote these lyrics, which he intended to be a comment on the attitude of American society and the media at the time about the Mexican farm workers.

Lyrics:

The crops are all in and the peaches are rott'ning,
The oranges piled in their creosote dumps;
They're flying 'em back to the Mexican border
To pay all their money to wade back again.  

CHORUS:  
Goodbye to my Juan, goodbye, Rosalita,
Adios mis amigos, Jesus y Maria;
You won't have your names when you ride the big airplane,
All they will call you will be "deportees".

My father's own father, he waded that river,
They took all the money he made in his life;
My brothers and sisters come working the fruit trees,
And they rode the truck till they took down and died.   

Some of us are illegal, and some are not wanted,
Our work contract's out and we have to move on;
Six hundred miles to that Mexican border,
They chase us like outlaws, like rustlers, like thieves.

We died in your hills, we died in your deserts,
We died in your valleys and died on your plains.
We died 'neath your trees and we died in your bushes,
Both sides of the river, we died just the same.  

The sky plane caught fire over Los Gatos Canyon,
A fireball of lightning, and shook all our hills,
Who are all these friends, all scattered like dry leaves?
The radio says, "They are just deportees".  

Is this the best way we can grow our big orchards?
Is this the best way we can grow our good fruit?
To fall like dry leaves to rot on my topsoil And be called by no name except "deportees"?

Thumbnail image for Woody_Guthrie_2.jpgIn the 68 years since Woody Guthrie wrote those lines, not much has changed in our attitudes toward Mexican workers or their immigration. Our president-elect has famously said: "When Mexico sends its people, they're not sending their best. . . . They're sending people that have lots of problems, and they're bringing those problems with us. They're bringing drugs. They're bringing crime. They're rapists." (June 16, 2015)

Mexico, of course, didn't "send" anybody. Many Mexican workers here today came to America to alleviate a labor shortage during the U.S. building boom from 2000-2007 and were happily "waved through" at the border. Virtually all American businesses now love their Mexican workers and are desperate to do anything to keep them here. Many business owners believe current immigration law lags far behind their needs. They know all too well that these hard-working humble people are doing jobs no one else will do.

So what will our government do? Listen to our small business entrepreneurs - who form the backbone of America - and enable these good employers to help their Mexican laborers? Or, throw out these Mexican workers - who have given the best years of their lives to build our country - and treat them like a piece of tissue in a stinky Port-a-Let toilet?

We are about to see.


En un accidente en 1948 cerca del cañón de Los Gatos en el condado de Fresno, California, un avión que transportaba a 28 campesinos mexicanos de Oakland California deportados de regreso a México, inspiró al legendario cantante popular americano Woody Guthrie a escribir "Deportee" (accidente de un avión en los Gatos) a lo que él consideraba un maltrato racista a los pasajeros antes y después del accidente. Viviendo en la ciudad de Nueva York en ese momento, Guthrie leyó el relato del accidente en el New York Times, que mencionaba los nombres de la tripulación de vuelo y el guardia de seguridad, pero no de los trabajadores agrícolas, refiriéndose a ellos como "deportados" sin nombre. Guthrie pretendía que su canción fuera una observación sobre la actitud de la sociedad estadounidense y los medios de comunicación en ese momento hacia los trabajadores agrícolas mexicanos. Además de ser un lamento por los trabajadores mexicanos muertos en el accidente, las dos líneas iniciales y el último verso son otra protesta de Guthrie:

"Las cosechas están todas adentro y los melocotones pudriéndose, Las naranjas apiladas en sus basureros de creosota". ¿Es ésta la mejor manera de cultivar nuestros grandes huertos? iquest;Es esta la mejor manera de cultivar nuestra buena fruta? Caer como hojas secas para pudrirse en mi tierra  Y ser llamado sin nombre, excepto "deportados"?

En ese momento, las políticas gubernamentales pagaban a los agricultores para destruir sus cultivos para mantener la producción agrícola y los precios altos. Guthrie sentía que estaba mal hacer que la comida incomestible envenenándola en un mundo donde vivían personas hambrientas.

Aquí están las letras:

Las cosechas están todas adentro y los melocotones pudriéndose
Las naranjas apiladas en sus basureros de creosota;
Ellos vuelan de regreso a la frontera mexicana  
Para pagar todo su dinero para vadear de nuevo

CORO

Adiós a mi Juan, adiós, Rosalita,
Adios mis amigos, Jesús y María;
No tendrán tus nombres cuando viajen en el avión grande,
Todos ellos solo te llamaran "deportado".

El padre de mi padre, él vadeó ese río,
Tomaron todo el dinero que él hizo en su vida;
Mis hermanos y hermanas vienen trabajando en los árboles frutales,
Y ellos montaron el camión hasta que los bajaron y murieron.
Algunos de nosotros somos ilegales, y algunos no son queridos,
Nuestros contratos de trabajo terminan y tenemos que seguir adelante
A seiscientos kilómetros de esa frontera mexicana,
Nos persiguen como proscritos, como cuatreros, como ladrones.
Nosotros morimos en sus colinas, morimos en sus desiertos,
Morimos en sus valles y morimos en sus llanuras.
Nos morimos bajo sus árboles y morimos en sus arbustos,
A ambos lados del río, morimos igual.

El avión del cielo se incendió sobre el cañón de Los Gatos,
Una bola de fuego de relámpago, y sacudió todas nuestras colinas,
¿Quiénes son todos estos amigos, todos dispersos como hojas secas?
La radio dice: "Son sólo deportados".

¿Es ésta la mejor manera de cultivar nuestros grandes huertos?
¿Es esta la mejor manera de cultivar nuestra buena fruta? 
Caer como hojas secas para pudrirse en mi tierra vegetal 
Y ser llamado sin nombre, excepto "deportados"?

Una década más tarde, el poema de Guthrie se convirtió en cancion. Poco después, el cantante popular y amigo de Woody Guthrie, Pete Seeger, comenzó a tocar la canción en sus conciertos y popularizó la canción.

En los 68 años transcurridos desde que Woody Guthrie escribió esas líneas, no ha cambiado mucho nuestra actitud hacia los trabajadores mexicanos. Nuestro presidente electo ha dicho muy bien: "Cuando México envía a su gente, no están enviando los mejores... ellos están enviando gente que tiene muchos problemas, y están trayendo esos problemas con nosotros Traen drogas, Traen delincuencia, Son violadores." (16 de junio de 2015)

México, por supuesto, no "envió" a nadie. Muchos trabajadores mexicanos vivieron a América para aliviar una escasez de mano de obra durante el auge de la construcción de los Estados Unidos entre 2000 y 2007 y fueron felizmente "bienvenidos" en la frontera. Prácticamente todas las empresas estadounidenses ahora aman a sus trabajadores mexicanos y están desesperados por hacer algo para mantenerlos aquí. Ellos saben muy bien que estas personas humildes trabajadoras están haciendo trabajos que nadie más hará.

Entonces, ¿qué hará nuestro gobierno? Escuchar a nuestros empresarios de pequeñas empresas - que forman la columna vertebral de América - y permitir a estos buenos empleadores ayudar a sus trabajadores Mexicanos? O echar a estos trabajadores Mexicanos- quienes han dado los mejores años de sus vidas para construir nuestro país - y tratarlos como un pedazo de papel en un apestoso cuarto de baño.

Ya veremos.

No Comments

Leave a comment
Comment Information

1214 Murfreesboro Pike Nashville, TN 37217 Phone: 615-321-8888 Fax: 615-321-5230 Nashville Law Office Map

Review Us